La hora es..

relojes web gratis

A Jesús por la Bella María

A Jesús por la Bella María

Hermosa María de Tlaltenango Patrona de la ciudad de Cuernavaca, Morelos, México

Hermosa María de Tlaltenango Patrona de la ciudad de Cuernavaca, Morelos, México
Su fiesta es el 8 de septiembre

sábado, noviembre 30, 2013

Hablando del Teletón…

Hola, buenos días, es posible que algunos piensen o digan: ‘Ya nos vas a decir que donemos al Teletón’.
Pues no, ya hay mucha gente pidiendo su cooperación para llegar a la meta de muchos millones. Miren, les voy a platicar de cómo podemos comprender a las personas que por alguna razón tienen que recibir una terapia o tratamiento para algún tumor.

Les platico que hace años nací con un mal neurológico, que hace que la parte derecha de mi cuerpo no tenga tanta movilidad como la izquierda. Esta limitación que se nota (que no es discapacidad) no me ha impedido vivir, caminar, etc. como toda persona. Estudiar, ser capaz de muchas cosas les aseguro que no soy extraordinaria, extraordinario solo Dios y solo Él puede hacer que ante sus ojos, todos, lleguemos a ser extraordinarios.

Por 44 años tuve una terapeuta ocupacional y de lenguaje aquí en casa, mi mamá Lupita Ehrlich. Cuando ella vio que su bebé (o sea yo) no movía la mano derecha, se lo dijo al pediatra y él comentó que no se preocupara que poco iría yo moviendo esa mano. Mi mamá empezó a observarme todos los días, todo el día y vio que no pasaba nada yo seguía sin mover la mano.
Un día que me enfermé mi papá y mi mamá me llevaron al médico  y les dice que me tiene que hacer unos exámenes. Después de estos se llega a la conclusión de que tengo un mal neurológico. 

Después que empecé a ir al IMSS, la pediatra de ahí le dijo a mi mamá que yo debería ir al kínder, (en ese entonces tenía 2 años más o menos) para entonces yo ya iba a terapia al Centro de Rehabilitación infantil de Cuernavaca, y  mi mamá empezó a investigar, preguntar, de que se trataba esta limitación, estudió, profundizó, buscó, porque ella no se limitó a llevarme a las terapias y al médico y ser espectadora. Ella se convierte en mi terapista de cabecera.

Como mi mamá sabía hacer cosas manuales, en el centro le ofrecen trabajo de maestra de manualidades, ya con el tiempo se abre terapia ocupacional y después lenguaje. Estudiando y capacitándose llega ser terapeuta en estas dos especialidades.
Fue terapeuta de personas con parálisis cerebral, autismo, personas sordomudas, después de años se abre el centro a los adultos y se empiezan a rehabilitar ahí, y mi mamá llegó a ser especialista de mano y pierna. Llegaban a hacer su servicio social o a trabajar al centro muchachas  licenciadas en comunicación humana y mi mamá les enseñaba todo sobre lenguaje y terapia ocupacional. (mi mamá no fue mi terapeuta en el centro pero en casa sí)

Mientras pasaba todo eso yo seguí estudiando, mi mamá estuvo siempre cerca de mí, ella decía que había hecho 4 años de kínder, 6 de primaria, 3 de secundaria, 3 de técnica en administración turística, algo de inglés, algo de francés, Diplomado en Sagradas Escrituras y si estuviera aquí estudiaría griego, siempre estuvo involucrada en mis estudios, con mis tareas, no me las hacía, pero siempre estuvo para ayudarme, siempre fui a una escuela regular.

Me dirán, pero yo tengo cáncer, les puedo decir mi mamá y yo sabemos que es tener un tumor. En 2008 se me detectó un tumor canceroso en mi mama derecha y que dijo mi mamá: ‘el cáncer como cualquier enfermedad se tiene que curar no importa si es una gripe o un cáncer tenemos que combatirlo y se tiene que hacer lo que dice el médico.
Nunca vi a mi mamá desesperarse por esto o por mi mal neurológico, ella no me permitía deprimirme y desde pequeña me decía: ‘No permitas que te pobreteen ni le digas a nadie pobrecito o pobrecita’. Mi mamá puso siempre primero a Dios y eso hago yo. Ya ven la extraordinaria a los ojos de Dios no soy yo, es mi mamá.

He oído que hay que aprender de las personas con más limitaciones, pero yo les digo no aprendan de estas personas, más bien, aprendan de la familia, amigos que están con estas personas.
Sean capaces de vivir siempre con Esperanza, con Fe. Ayudar y ayudarse. Ser felices. No se olviden de esto después de que haya pasado el Teletón, hagámoslo siempre.
Ah, y yo no digo que no den su donativo $, si pueden y quieren donen pero no se olviden de ser siempre extraordinarios a los ojos de Dios haciendo lo que Él dice, como dice la Bella María en el Evangelio según san Juan.

 Les deseo un buen día.

Bendiciones...
Lupita Garduño de Ehrlich

Terapeúta
de
lenguaje
y
ocupacional



martes, noviembre 26, 2013

El Reino de Dios

Viva Cristo Rey
y
Santa María de Guadalupe


El Reino de Dios




   En el llamado de la conversión está sobreentendido como condición principal, el anuncio del Dios vivo.
El teocentrismo (ver a Dios como centro de todo) es fundamental en el mensaje que Cristo nos trajo y debe ser el centro de la nueva evangelización también.

La clave en el anuncio de Jesús es: el Reino de Dios.
El Reino de Dios no cuestión social o política, una cosa o una utopía (un ideal imposible; una fantasía, una ficción, algo que no se puede lograr).

El Reino de Dios es Dios mismo. Reino de Dios significa Dios existe, Dios está presente y actúa en el mundo y sobre todo en nuestra vida, en mi vida.
Dios no es alguien lejano, Dios no es el ‘gran arquitecto’ que creó al mundo y está fuera de él.
Al contrario, Él es una realidad que está presente en cada momento de la vida de cada persona y participa en cada momento de la historia. Él no es ajeno a nada de lo que pasa o nos pasa, está cerca de nosotros para acompañarnos en el camino.

Pero hay un problema en nuestro tiempo para muchas personas es: la “crisis de Dios”, la ausencia de Dios que está disfrazada de religiosidad vacía. Para algunos cristianos, viven a menudo como si Dios no existiera, viven con el eslogan: “Dios no existe y, si existe, no influye en mi vida.”
La Teología (conocimiento y conciencia de Dios) debe volver a ser realmente Teo-logía, es decir, hablar de Dios y con Dios.
Lo ‘único necesario’ para cada persona es Dios.

Es por eso, que la evangelización debe hablar ante todo de Dios, anunciar al único Dios verdadero: el Creador, el Salvador, el Santificador.

Debemos tener presente que no se puede dar a conocer a Dios únicamente con palabras. No se conoce a una persona por referencias que nos dicen los demás. Nuestra relación con Dios tiene que ser estrecha y esa relación la obtenemos hablando con Él, orando y enseñando a los demás a orar.

La oración es Fe actuando y en la experiencia de la vida con Dios aparece la evidencia de la existencia de Él.
Hablar de Dios y hablar con Dios deben ir siempre juntos. El anuncio de Dios nos lleva a la comunión con Dios y con las demás personas, una comunión fraterna, fundada y vivificada por Cristo nuestro Señor.


*Parte de una conferencia sobre la evangelización del Cardenal Joseph Ratzinger, hoy Papa Benedicto XVI, 10 diciembre, 2000


Bendiciones...

sábado, abril 20, 2013

Humildad


 Gran humildad del Papa Francisco, gracias por enseñarnos como tratarnos unos a otros. 

En lo ordinario de nuestra vida siempre debe de estar lo extraordinario de Dios. 

Gracias Jesús, gracias Bella María por S.S. Francisco que con su testimonio nos está demostrando 

que el Amor de Dios debe de cubrir cada momento de la vida.

 ¡Alabado eres Padre, 

 Alabado  eres Hijo  

Alabado eres Espíritu Santo!


Bendiciones...


Fuente: Papa Francisco

viernes, marzo 08, 2013

La Jerarquía de Nuestra Iglesia






     La Iglesia Católica, la Iglesia de Cristo, tiene una Jerarquía fundada en los doce Apóstoles, que por veinte siglos no se ha modificado. De la misma manera que antes, el Papa y los obispos se unen en un Colegio Apostólico, ahora llamado Colegio Episcopal.

    La autoridad suprema del Magisterio del Papa, se le dice Apostólico y es un adjetivo que se reserva para todo lo que corresponde al Papa. Así podemos decir Carta Apostólica a la que proviene del Romano Pontífice; Palacio Apostólico a donde vive el Papa junto a la Basílica de san Pedro.
     Se le dice Nuncio Apostólico al Prelado que representa a la Iglesia ante el gobierno civil y el pueblo de cada país que tiene relaciones diplomáticas con la Santa Sede.

    En la Constitución Lumen Gentium, el Concilio Vaticano II establece una analogía entre el Colegio Apostólico y el de los obispos unidos con el romano Pontífice: “Así por disposición de Jesús, san Pedro y los demás Apóstoles forman un solo Colegio Apostólico, de igual manera se unen entre sí el Papa, sucesor de Pedro, y los obispos sucesores de los Apóstoles” (Nº 22).

    Es la doctrina de la colegialidad del Episcopado en la Iglesia, que tiene su primer fundamento cuando Cristo Nuestro Señor, al instituir su Iglesia llamo a doce, constituyéndolos en Apóstoles y encargándoles la Misión de la predicación del Evangelio y la del gobierno pastoral  del pueblo cristiano. Estableciendo de esta manera, la estructura ministerial de la Iglesia.

    Los Apóstoles se nos presentan como un hábeas (cuerpo) y un collegium (colegio) de personas unidas entre sí, por el Amor de Jesús que los puso bajo la autoridad de Pedro a quien le dijo: “Tú eres Pedro (Roca), y sobre esta Piedra edificaré mi Iglesia” (Mt. 16,18).

    Aquel grupo originario que recibió de Jesús la Misión de llevar el Evangelio que era necesario llevar  hasta el fin de los tiempos, debía tener sucesores que precisamente son los obispos. Según el Concilio, la sucesión reproduce la estructura original del Colegio Apostólico.
    El Concilio nos presenta esta Doctrina como una novedad, salvo quizá en la formulación, sino en el contenido de una realidad histórica a la voluntad de Cristo que conocemos por la Tradición.

    El Colegio, (Se puede leer también) “En cuanto compuesto de muchos, expresa la variedad y la universalidad del Pueblo de Dios; y en cuanto bajo una cabeza, la unidad de la grey de Cristo” (LG 22).

    La Palabra  collegium es un adjetivo que expresa reunión, colectividad, grupo, tiene su raíz en el verbo colligiere que significa unir, juntar, agrupar.
Es la reunión de varias elementos tales como personas en corporaciones,: los estudiantes de una escuela etc. Ejemplo: el Colegio Cardenalicio, el cual es integrado por los Cardenales.

    Nuestra Iglesia ha sido, es y será siempre la misma en su Jerarquía y en su modo de gobierno y nosotros los laicos tenemos la tarea de ayudar a la Jerarquía para que el Reino de Dios llegue a más personas en el mundo.

Bendiciones...